sábado, 27 de octubre de 2007

PARA CONOCIMIENTO DEL ING. ENRIQUE THOMAS

Hacerse cargo es una importante responsabilidad de un funcionario, entre otras.

Las pinturas murales, desde las correspondientes al arte rupestre hasta los murales actuales, han sido expresión de la creación humana a lo largo de la historia, en sus más remotos orígenes. Su destrucción, ya sea accidental o intencionada, representa una pérdida que afecta a una parte significativa del patrimonio cultural, en cualquier lugar del mundo.
La riqueza de las pinturas murales se fundamenta en la variedad de expresiones culturales y logros estéticos, así como en la diversidad de los materiales y técnicas utilizados, desde la antigüedad hasta nuestros días.
En este caso, me refiero únicamente a las pinturas realizadas sobre soportes inorgánicos, tales como yeso, ladrillo, arcilla y piedra.
Las pinturas murales son una parte integrante de los monumentos y lugares de valor patrimonial, y deben ser preservadas in situ.
Debe existir una política de protección de las pinturas murales de las distintas culturas y religiones. Las leyes y normas para la protección del patrimonio cultural, prohíben la destrucción, degradación o alteración de las pinturas murales, así como su entorno. Es decir, se debe velar para que la sociedad pueda apreciar sus valores de carácter tangible e intangible.
La UNESCO, a través de la Asociación Internacional de Artistas Plásticos (A.I.A.P.), convenios, tratados internacionales, legislaciones, estudios de profesionales, investigadores y patrimonialistas, han abordado y determinado sobre el tema desde el siglo pasado.
Por eso vale la pena recordar el hecho siguiente:

En 1990, durante ocho meses de trabajo, doce artistas de Mendoza trabajaron intensamente para expresar, por medio de la plástica, la cultura del trabajo de nuestra provincia.
En diciembre del 2004, en el Instituto Nacional de Vitivinicultura, cuyo presidente era Enrique Thomas, se tapó con pintura verde un mural de grandes dimensiones (aproximadamente doscientos metros cuadrados de pintura mural) en la pared sur del edificio de San Martín y Peltier, de Ciudad.

El derecho moral es un aspecto del derecho intelectual, que concierne a la tutela de la personalidad del autor como creador, y concierne, además, a la defensa de la obra de arte, considerada en sí misma como un bien. “…Existe para cada uno un derecho primordial como lo es el de expresar el pensamiento bajo una forma original que nadie tiene derecho a apropiarse o de modificar” (Dr. G. Gutiérrez, Asesor legal de Argentores, Cuadernos de Florencio, II, 2007). En el caso puntual del INV, de destruir.
El principio fundamental que rige toda la materia del derecho moral del autor, es el de la libertad de pensamiento, condición previa e indispensable para la existencia de la creación intelectual y de los derechos que se derivan.
Esa libertad que tiene el autor de pensar o crear, es uno de los aspectos de la libertad humana, un atributo del espíritu humano.
Esperamos que algún día el Sr. Enrique Thomas entienda que, ante tan grave “error” o ”negligencia”, le cabe la obligación de pedir disculpas públicas al pueblo mendocino; hacerse cargo, por permitir u ordenar o ignorar la destrucción de una obra incorporada al patrimonio de Mendoza, con catorce años de existencia.
Los artistas, concientes de nuestros derechos y de los derechos de todos los habitantes, continuaremos con las instancias pertinentes ante la Justicia Federal, defendiendo la legitimidad del reclamo.

Gastón Alfaro

Comentarios a "Pajaritos en Libertad"

Excelente y a la vez conmovedor.

Pero por un tiempo... solo por un tiempo... nadie te oirá,
pero te prometo, que llegara...
el tiempo de los tiempos ...
el tiempo de La Conciencia, llegara ...
no por la iluminacion de los espiritus ....
sino por el imperio de las circunstacias...

Ellas son las unicas que enseñan a los individuos y a toda la humanidad.

Saludos afectuosos
Graciela

--------

Para "Divergente":

Hacía tiempo que no recibía este tipo de mail, donde supuestos inteligentes o puros, hablan mal de los políticos (que muchas veces merecen las críticas), desde una aséptica imparcialidad.

Y como creo que las palabras no son inocentes ,y las imágenes menos, es que deduzco que tu imparcialidad no es tal.

Hablás de veda de inteligencia...cada uno es libre de aceptarla o no. Y te curás en salud diciendo que no añorás las botas de nadie y quienes tenemos unos cuantos años, y golpes, en el lomo sabemos que los que se expresan así son los que decían:" algo habrán hecho","yo no tengo nada que temer porque no me metí en nada raro", y sin ir más lejos..."que se vayan todos", claro está que no aportan(ron) una puta idea para salir del pozo .

La democracia se pelea, se gana en la calle, en las organizaciones barriales , en los sindicatos, trabajando y estudiando duro, con ética y huevos.

Hemos perdido casi una generación de gente con coraje, con ideales, con proyectos, y por eso, quizás sólo por eso, me indignan estos mail de personas que ni siquiera los firman.

Por lo tanto, de ahora en más no pierdas tu valioso tiempo en exhortarme a no votar, hace mucho ya que pienso solo ( aún equivocado), y me sirve para intuir que si ponés sólo una imagen, tenés tu corazoncito en otro partido, picarón.

Saludos Coco Yañez
Reportero Gráfico
jorge yañez cocoyanez@hotmail.com

jueves, 25 de octubre de 2007

Pajaritos en Libertad


Muchachos y muchachas de nuestra Patria !
(seamos solennes en época de veda de inteligencia)


No les parece que si cambiamos el afiche de fondo, les queda a todos bien?


No les parece que podrían experimentar todos y cada uno de ellos lo que es la privación de oirse a sí mismo aturdido con sus discursos vacíos...?


Y conste que no añoramos las botas de nadie, ni militares ni civiles, que al fin de cuentas hasta los chicos del CEM usan botas de vez en cuando, no?


No aborrecemos de la democracia, de este burdo carnaval SI.


Y por qué merecen todos ellos estar "entre rejas" aunque sean de madera?


Oh espíritus libres, despertad!

No estais eligiendo nada, ni siquiera es para henchirse el pecho de que hemos elegido el más mejor de entre los piores.... Nada de eso. Eso, la Nada.


Reforma Política o Voto Nulo.

O silencio.

Oid mortales, no oigais fantasmas de carne y hueso.


PD: El domingo, DEJAD QUE ELLOS DESCANSEN EN PAZ...


La frase que más pesa es la que menos se entiende

Cuesta más plumífero volador en fosa metacarpiana, que segunda potencia de diez pululando por el espacio.

(Más vale pájaro en mano, que cien volando).
-----

Crustáceo Decápodo que pierde su estado de vigilia, es arrastrado por el ímpetu marino.

(Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente).
-----

Relátame con quién deambulas y te manifestaré tu idiosincrasia.

(Dime con quién andas y te diré quién eres).
-----

A perturbación ciclónica en el seno ambiental, rostro jocundo.

(Al mal tiempo, buena cara).
-----

H2O que no has de ingurgitar, permítele que discurra por su cauce.

(Agua que no has de beber, déjala correr).
-----

Ocúpate de la alimentación de las aves córvidas y estas te extirparán las estructuras de las fosas orbitarias que perciben los estímulos visuales.

(Cría cuervos y te sacaran los ojos).
-----

El globo oftálmico del poseedor, torna obeso el bruto vacuno.

(El ojo del amo, engorda el ganado).
-----

Quien a ubérrima conífera se adosa, óptima umbría le entolda.

(El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija).
-----

A equino objeto de un obsequio, no se le aquilatan las piezas odontoblásticas.

(A caballo regalado, no se le mira los dientes).
-----

El rumiante cérvido siempre propende al accidente orográfico.

(La cabra siempre tira al monte).
-----

No existe adversidad que por sinecura no se trueque.

(No hay mal, que por bien no venga).
-----

La ausencia absoluta de percepción visual torna insensible al órgano cardíaco.

(Ojos que no ven, corazón que no siente).

-----

Al andar maltrecho, aplicarle premura.

(Al mal paso, darle prisa).
-----

El que embriológicamente es traído al mundo con el diámetro antero posterior de la cavidad abdominal aumentado, no logrará reducir su contenido visceral por más intentos forzados extrínsecos de reforzar dicha pared en su infancia.

(El que nace barrigón, es al ñudo que lo fajen).
-----

Cavidad gástrica satisfecha...Víscera cardiaca eufórica...

(Barriga llena, corazón contento)
-----

In situ, existe un felino en cautiverio.

(Aquí, hay gato encerrado)

martes, 23 de octubre de 2007

mucho por decidir (2)

Gracias, josé de San Martín y Rock & PoP

video

mucho por decidir (1)

Gracias, Manuel Belgrano y Rock & PoP

video

Dedicado al Ciudadano Mendocino promedio

Dedicado a vos, menduco conserva, que vas a dar vuelta a la página mas chota de la historia política de Mendoza...

A vos, gran esperanza blanca y occidental del Oeste Argentino !

Fitter happier tomado de www.popnews.com/radiohead/pokc.htm:
(Thom Yorke, Jonny Greenwood, Phil Selway, Ed O’Brien, Colin Greenwood), 1997


Traducción



mas en forma, más feliz y más productivo

confortable

no bebe demasiado

ejercicio regular en el gimnasio (3 días a la semana)

desenvolviéndose mejor con sus empleados

asociados actuales a gusto

comiendo bien (no más cenas de microondas y grasas saturadas)

un conductor más paciente

un coche seguro (niño sonriente en el asiento trasero)

durmiendo bien (sin malos sueños)

sin paranoias

se preocupa por todos los animales (nunca tira arañas por
el desagüe)

mantiene el contacto con viejos amigos (disfruta de una copa ahora
y entonces)

frecuentemente verifique su crédito en un (moral) banco
(agujero en la pared)

favor por favor

cariñoso pero no enamorado

órdenes regulares de caridad

Los domingo de circunvalación en supermercados (no mata
moscas o pone agua hirviendo a las hormigas)

lavado de coche (también los domingos)

ya no teme a la oscuridad

o a las sombras de mediodía

nada tan ridículamente juvenil y desesperado

nada tan infantil

al mejor ritmo

más despacio y calculado

sin oportunidad de escape

ahora autoempleado

preocupado (pero sin poder)

un informado y facultado miembro de la sociedad (pragmatismo no
idealismo)

no llorará en público

menos oportunidades de enfermedad

neumáticos que se agarran en suelo húmedo (tirará
del niño atado en el asiento trasero)

una buena memoria

aún llora en una buena película

aún besa con saliva

ya no vacío y frenético

como un gato

atado a un palo

eso es entrar en

invierno congelado mierda (la habilidad de reír ante la
adversidad)

calma,

más en forma, más sano y más productivo

un cerdo

en una jaula

de antibióticos

Referencia de traductor en:

http://esferapublica.org/nfblog/?p=1052


jueves, 18 de octubre de 2007

La Concertación Animada




"El ojo del buen lector engorda lo dibujado."






El diputado que PINTABA para VICE...

Mirá vo ! diputado(su insulto ofende a otros) que ahorra espacio público
sirve para otra elección...


El equipo creativo que nos envía estas imágenes dice que el tal Thomas no les ha pagado su publicidad callejera de la elección anterior...




Tengamos memoria, TENGAMOS CUIDADO !




martes, 16 de octubre de 2007

Defensa ambiental y uso social organizado de la Laguna del Viboròn

Defensa ambiental y uso social organizado de la Laguna del Viborón. Solidaridad y adhesion

(fotos de Rudy Sánchez)

Queremos hacer público los inconvenientes que estamos atravesando las organizaciones sociales (Asociación Cayé Cheyná, Huellas, el Andamio, Campo Flores, Apropal, Coopafes) que desde hace más de un año estamos dándole un uso social y de protección al humedal conocido como Laguna del Viborón, del departamento de Maipú.

En agosto del 2006 nos enteramos que este lugar estaba abandonado y en grave peligro ambiental por lo que decidimos protegerlo habitándolo y de esta manera evitamos en dos oportunidades el vaciamiento de la laguna por parte de un empresario inescrupuloso que alega que el humedal le provoca salinidad en las tierras que el cultiva y que ordenó a sus empleados hacer un socavón en el margen noroeste del mismo.

Junto a esto empezamos acciones de limpieza, administración, inversión en materiales y mano de obra para reparar las habitaciones, el antiguo quincho y la construcción de un muelle, la planta experimental de bio-gas a cargo de la Srta. Agustina Barros y un grupo de investigadores en energía alternativa, cuidado del lugar y de los visitantes lugareños que eligen allí pasar un día en familia, por este motivo al saber que parte de ese lugar pertenecía a un antiguo club de pesca denominado Club Cristóbal Colón, es que contactamos a los antiguos asociados y los convocamos a sumarse al trabajo que allí estábamos realizando.

Pudimos encontrar a algunas pocas personas que habían pertenecido a esta entidad y a los hijos de los antiguos asociados, estos se mostraron agradecidos de lo que allí estábamos haciendo y sobre todo por las dos veces que pudimos impedir el vaciamiento de la laguna, pero nos informaron que para ellos era muy difícil hacerse cargo del lugar y que sus actividades particulares les impedían cualquier tipo de compromiso.

Al mismo tiempo iniciamos acciones directas de protección del lugar y contactamos a profesionales del CRICyT, a través de dos de sus áreas, la oficina de transferencia técnica a cargo del Sr. Roberto Sosa y el IADIZA, a cargo del destacado investigador Virgilio Roig y a la Dra. Elba Pesceti, ornitóloga. Allí ellos hacen una visita al lugar e inmediatamente empezamos a trabajar con ellos, haciendo este ente científico importantes relevamientos faunísticos, análisis del agua y determinan que por su ubicación es lugar de paso de algunas aves migratorias y por lo tanto ruta aviar además de albergar algunas especies en peligro de extinción y otras protegidas por la ley.

El compromiso de estos investigadores tan destacados fue fundamental para impedir el daño ambiental del lugar. A través de ellos es que empezamos a coordinar con otras áreas de aplicación y organismos e instituciones interesadas en el tema, como Recursos Naturales, Red Ambiental Oikos, Fundación Cullunche, Municipalidad de Maipú a través de su Dirección de Medio Ambiente y propietarios colindantes a la laguna que han expresado su deseo de conservación del lugar.

Con la impronta que caracteriza a nuestras organizaciones es que en todo momento se ha acordado el uso tanto de protección ambiental como social del lugar ya que allí durante los meses de enero y febrero de este año funcionó la escuela de verano para los chicos más humildes de los barrios más populosos de Maipú. Allí también estamos realizando capacitaciones para productores de la agricultura familiar, encuentros permanentes entre organizaciones barriales y rurales, el lugar, en este último año ha sido sede del Encuentro Nacional de Estudiantes de Geografía y el Encuentro Nacional de Estudiantes de Agronomía, se ha realizado allí la Fiesta del Viborón que convocó a más de 400 personas de distintas organizaciones sociales posibilitando esta oportunidad el encuentro entre organizaciones del campo y la ciudad como una necesidad de intercambio de experiencias de aprendizajes y de empoderamiento de nuestra identidad, se realizó allí durante tres días la capacitación sobre manejo de áreas protegidas del cual participaron todos los guardaparques de Mendoza, curso a cargo del Dr. Carlos Chevez.

Este lugar pretendemos que sea tanto un reservorio natural como de uso de la sociedad, ya que se encuentra a sólo 22 km. de la capital mendocina siendo éste el único lugar mas cercano al que puedan acceder los sectores más humildes de nuestra población. Por tal motivo es que ya hay una resolución de Recursos Naturales declarando al humedal Laguna del Viborón zona de interés de conservación.

El problema que ahora se nos presentas es que el club Cristóbal Colón eligió nueva comisión directiva y nos pide que desalojemos el lugar, desconociendo todos los acuerdos de palabra y de buena voluntad y entendimiento que hasta ese momento teníamos, queriendo usufructuar del esfuerzo de todos para beneficios de unos pocos.

A partir de la elección de la nueva comisión hemos intentado en todo momento acordar con ellos sin tener resultados, desconocen en todo momento el esfuerzo, el compromiso asumido por nuestra parte en preservar el lugar y nos impiden el acceso al mismo cerrando con una tranquera con candado la calle Falucho que es por la que se accede al lugar, por lo que nos vemos obligados a ingresar por una huella por la que sólo podemos llegar hasta unos 300 mtrs. del lugar.

En el lugar vive una familia de compañeros que es la que cuida y coordina las actividades que allí desarrollamos, no han podido sacar el vehículo que tienen roto para hacerlo reparar, ni nos permiten que cualquiera de nuestros vehículos entremos por ese camino que es público y que está fuera de la propiedad del club.

Hemos realizado una exposición judicial en la comisaría 10º de Maipú donde además exponemos que el camino alternativo de ingreso al lugar está siendo inundado a propósito para impedirnos el paso, que es sumamente importante que podamos ingresar para realizar las actividades sociales y de investigación que están planificadas hacer y que la familia que allí vive está compuesta por dos adultos, (padre y madre), y un menor de dos años.

En el día de hoy, 11 de octubre, último día de libertad de los pueblos originarios, y que la gente del CLUB CRISTÓBAL COLÓN, fijó como día de desalojo, nos vimos perturbados en nuestras actividades por la policía provincial que respondiendo a un llamado del 911 llegó hasta el lugar por la huella, porque tampoco usaron la calle pública para entrar porque está con candado, y vinieron a constatar que hacíamos allí porque denunciaron que habíamos ingresado con niños y personas discapacitadas a un lugar NO AUTORIZADO.

Luego de constatar que allí si bien había compañeros de las organizaciones no estábamos con compañeros de las comunidades porque este día nuestra intención era continuar con la posesión del lugar en forma tranquila hasta que mediante los instrumentos legales llevados adelante por nuestro abogado, Alfredo Guevara, se reconozca nuestra POSESIÓN LEGÍTIMA DE LA LAGUNA DEL VIBORÓN. Pedimos a todos que difundan este mail y el apoyo para defender un proyecto donde LA LAGUNA ES DE TODOS

De: "Vicente" vantolin@supernet.com.ar

sábado, 13 de octubre de 2007

Desechando lo desechable (1) por Marciano DURAN

Nota inicial: NO PERTENECE A GALEANO !!!! Leer más sobre el tópico

Me lo envió mi amigo Martín, con su agregado. No me resistí a la tentación de ponerle mi sello. Les invito a que me envíen tambien ustedes su propia experiencia, y lo vamos subiendo a mi blog… (Alejandra)

Desechando lo desechable
OTRA ACLARACION SOBRE GALEANO
Bien… parece que tenemos que seguir dando explicaciones.Sucede que siguen llegando más y más correos y advertimos que algunos no han entendido bien.
1) NO ESTAMOS RECLAMANDO AUTORIA DE NADA.2) Intentamos proteger el nombre de Galeano.3) No pensamos iniciar acciones judiciales contra nadie.
Resumamos:En enero de 2006 escribí un texto con el título DESECHANDO LO DESECHABLE. Corresponde a la serie “Crónicas marcianas y uruguayas” que se publican en distintos medios desde el año 2002.


"Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco.

No hace tanto con mi mujer lavábamos los pañales de los críos. Los colgábamos en la cuerda junto a otra ropita; los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar. Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda (incluyendo los pañales). ¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables!

Si, ya lo sé. A nuestra generación siempre le costó tirar. ¡Ni los desechos nos resultaron muy desechables! Y así anduvimos por las calles>guardando los mocos en el bolsillo y las grasas en los repasadores. Y nuestras hermanas y novias se las arreglaban como podían con algodones para enfrentar mes a mes su fertilidad.

¡Nooo! Yo no digo que eso era mejor. Lo que digo es que en algún momento me distraje, me caí del mundo y ahora no sé por donde se entra. Lo más probable es que lo de ahora está bien, eso no lo discuto. Lo que pasa es que no consigo cambiar el equipo de música una vez por año, el celular cada tres meses o el monitor de la computadora todas las navidades.
¡Guardo los vasos desechables! ¡Lavo los guantes de látex que eran para usar una sola vez! ¡Apilo como un viejo ridículo las bandejitas de espuma plástica de los pollos! ¡Los cubiertos de plástico conviven con los de acero inoxidable en el cajón de los cubiertos!

Es que vengo de un tiempo en que las cosas se compraban para toda la vida. ¡Es más! ¡Se compraban para la vida de los que venían después! La gente heredaba relojes de pared, juegos de copas, fiambreras de tejido y hasta palanganas y escupideras de loza. Y resulta que en nuestro no tan largo matrimonio, hemos tenido más cocinas que las que había en todo el barrio en mi infancia y hemos cambiado de heladera tres veces.

¡Nos están fastidiando!¡¡Yo los descubrí. Lo hacen adrede!! Todo se rompe, se gasta, se oxida, se quiebra o se consume al poco tiempo para que tengamos que cambiarlo. Nada se repara. Lo obsoleto es de fábrica.
¿Dónde están los zapateros arreglando las medias suelas de las Nike?
¿Alguien ha visto a algún colchonero escardando sommiers casa por casa?
¿Quién arregla los cuchillos eléctricos? ¿El afilador o el electricista?
¿Habrá teflón para los hojalateros o asientos de aviones para los talabarteros?

Todo se tira, todo se desecha y mientras tanto producimos más y más basura. El otro día leí que se produjo más basura en los últimos 40 años que en toda la historia de la humanidad. El que tenga menos de 40 años no va a creer esto: ¡¡Cuando yo era niño por mi casa no pasaba el basurero!!¡¡Lo juro!! ¡Y tengo menos de........... años! Todos los desechos eran orgánicos e iban a parar al gallinero, a los patos o a los conejos (y no estoy hablando del siglo XVII). No existía el plástico ni el nylon. La goma solo la veíamos en las ruedas de los autos y las que no estaban rodando las quemábamos en San Juan. Los pocos desechos que no se comían los animales, servían de abono o se quemaban.

De por ahí vengo yo. Y no es que haya sido mejor. Es que no es fácil para un pobre tipo al que educaron en el "guarde y guarde que alguna vez puede servir para algo" pasarse al "compre y tire que ya se viene el modelo nuevo".

Mi cabeza no resiste tanto. Ahora mis parientes y los hijos de mis amigos no sólo cambian de celular una vez por semana, sino que además cambian el número, la dirección electrónica y hasta la dirección real. Y a mí me prepararon para vivir con el mismo número, la misma mujer, la misma casa y el mismo nombre (y vaya si era un nombre como para cambiarlo)

Me educaron para guardar todo. ¡¡¡Toooodo!!! Lo que servía y lo que no.
Porque algún día las cosas podían volver a servir. Le dábamos crédito a todo.

Si, ya lo sé, tuvimos un gran problema: nunca nos explicaron qué cosas nos podían servir y qué cosas no. Y en el afán de guardar (porque éramos de hacer caso) guardamos hasta el ombligo de nuestro primer hijo, el diente del segundo, las carpetas del jardín de infantes y no sé cómo no guardamos la primera caquita. ¿Cómo quieren que entienda a esa gente que se desprende de su celular a los pocos meses de comprarlo?

¿Será que cuando las cosas se consiguen fácilmente no se valoran y se vuelven desechables con la misma facilidad con que se consiguieron?

En casa teníamos un mueble con cuatro cajones. El primer cajón era para los manteles y los repasadores, el segundo para los cubiertos y el tercero y el cuarto para todo lo que no fuera mantel ni cubierto. Y guardábamos...

¡¡Como guardábamos!! ¡¡Tooooodo lo guardábamos!! ¡Guardábamos las chapitas de los refrescos! ¡¿Cómo para qué?! Hacíamos limpia calzados para poner delante de la puerta para quitarnos el barro. Dobladas y enganchadas a una piola se convertían en cortinas para los bares. Al terminar las clases le sacábamos el corcho, las martillábamos y las clavábamos en una tablita para hacer los instrumentos para la fiesta de fin de año de la escuela.
¡Tooodo guardábamos!

Las cosas que usábamos: mantillas de faroles, ruleros, ondulines y agujas de primus. Y las cosas que nunca usaríamos. Botones que perdían a sus camisas y carreteles que se quedaban sin hilo se iban amontonando en el tercer y en el cuarto cajón. Partes de lapiceras que algún día podíamos volver a precisar. Tubitos de plástico sin la tinta, tubitos de tinta sin el plástico, capuchones sin la lapicera, lapiceras sin el capuchón.

Encendedores sin gas o encendedores que perdían el resorte. Resortes que perdían a su encendedor. Cuando el mundo se exprimía el cerebro para inventar encendedores que se tiraban al terminar su ciclo, inventábamos la recarga de los encendedores descartables. Y las Gillette -hasta partidas a la mitad- se convertían en sacapuntas por todo el ciclo escolar. Y nuestros cajones guardaban las llavecitas de las latas de sardinas o del corned beef, por las dudas que alguna lata viniera sin su llave.

¡Y las pilas! Las pilas de las primeras Spica pasaban del congelador al techo de la casa. Porque no sabíamos bien si había que darles calor o frío para que vivieran un poco más. No nos resignábamos a que se terminara su vida útil, no podíamos creer que algo viviera menos que un jazmín.

Las cosas no eran desechables. Eran guardables.

¡¡Los diarios!! Servían para todo: para hacer plantillas para las botas de goma, para poner en el piso los días de lluvia y por sobre todas las cosas para envolver!!. ¡Las veces que nos enterábamos de algún resultado leyendo el diario pegado al trozo de carne! Y guardábamos el papel plateado de los chocolates y de los cigarros para hacer guías de pinitos de navidad y las páginas del almanaque para hacer cuadros y los cuentagotas de los remedios por si algún medicamento no traía el cuentagotas y los fósforos usados porque podíamos prender una hornalla de la Volcán desde la otra que estaba prendida y las cajas de zapatos que se convirtieron en los primeros álbumes de fotos. Y las cajas de cigarros Richmond se volvían cinturones y posa-mates y los frasquitos de las inyecciones con tapitas de goma se amontonaban vaya a saber con que intención, y los mazos de naipes se reutilizaban aunque faltara alguna, con la inscripción a mano en una sota de espada que decía "este es un 4 de bastos".

Los cajones guardaban pedazos izquierdos de palillos de ropa y el ganchito de metal. Al tiempo albergaban sólo pedazos derechos que esperaban a su otra mitad para convertirse otra vez en un palillo.

Yo sé lo que nos pasaba: nos costaba mucho declarar la muerte de nuestros objetos. Así como hoy las nuevas generaciones deciden "matarlos" apenas aparentan dejar de servir, aquellos tiempos eran de no declarar muerto a nada. Ni a Walt Disney.
Y cuando nos vendieron helados en copitas cuya tapa se convertía en base y nos dijeron: "Cómase el helado y después tire la copita", nosotros dijimos que sí, pero, ¡ minga que la íbamos a tirar! Las pusimos a vivir en el estante de los vasos y de las copas.

Las latas de arvejas y de duraznos se volvieron macetas y hasta teléfonos. Las primeras botellas de plástico se transformaron en adornos de dudosa belleza. Las hueveras se convirtieron en depósitos de acuarelas, las tapas de bollones en ceniceros, las primeras latas de cerveza en portalápices y los corchos esperaron encontrarse con una botella.

Y me muerdo para no hacer un paralelo entre los valores que se desechan y los que preservábamos. Ah ¡ No lo voy a hacer!

Me muero por decir que hoy no sólo los electrodomésticos son desechables; que también el matrimonio y hasta la amistad es descartable.
Pero no cometeré la imprudencia de comparar objetos con personas.

Me muerdo para no hablar de la identidad que se va perdiendo, de la memoria colectiva que se va tirando, del pasado efímero. No lo voy a hacer.

No voy a mezclar los temas, no voy a decir que a lo perenne lo han vuelto caduco y a lo caduco lo hicieron perenne. No voy a decir que a los ancianos se les declara la muerte apenas empiezan a fallar en sus funciones, que los cónyuges se cambian por modelos más nuevos, que a las personas que les falta alguna función se les discrimina o que valoran más a los lindos, con brillo y glamour. Esto sólo es una crónica que habla de pañales y de celulares. De lo contrario, si mezcláramos las cosas, tendría que plantearme seriamente entregar a la bruja como parte de pago de una señora con menos kilómetros y alguna función nueva.

Pero yo soy lento para transitar este mundo de la reposición y corro el riesgo de que la bruja me gane de mano y sea yo el entregado. Y yo no me entrego"

lunes, 8 de octubre de 2007

Espacio publicitario cedido a los "Partidos" Políticos

En realidad, estamos con problema de edición. A nuestros diagramadores se les cayeron los papeles y ahora no se acuerdan cual es el verdadero mensaje.
¿Puede Ud. identificar el verdadero? (a nosotros nos cuesta...)

lunes, 1 de octubre de 2007

Día de la Primavera (1)

El inefable complot de la primavera

Por Ulises Naranjo

En las acequias, la escarcha renunciaba a su romance con el barro podrido, mientras los primeros brotes, tímidos y valientes, partían la corteza de los viejos carolinos de Villa Marini. Entonces, retornaba el minucioso misterio de los nidos con pichones y, con ellos, la voracidad de las urracas, muchas de ellas aún niñas como las torcazas. Para unas y otras, eran los primeros pasos en la danza de la supervivencia.

Aunque nunca conversamos al respecto, todos los vecinos éramos conscientes de que la primavera urdía un complot para sacarnos de nuestro centro. Los inviernos solían ser naturalmente discretos: las familias se reunían por las noches en torno a una única luz y un brasero escupiendo monóxido de carbono (quizás por esto, ya crecidos, nos descubrimos estúpidos).

Todos oíamos canciones en la radio, las madres tejían sus tristezas, los padres olvidaban y los niños ignorábamos que en las universidades, los colegios privados y en el Liceo Militar se cocía a fuego lento la flor y nata de la futura dirigencia provincial. Después de unos meses de sabañones, sopas con fideos cabello de ángel, acolchados armados con ropas viejas y yerbiados con pan casero, salíamos a la calle con el primer deshielo y otra vez los vecinos nos mirábamos las caras, buscando las señales de la zoncera.

Todos sabíamos que asomar el hocico a la vida nos convertía en presa del inefable complot de la primavera. El objetivo: perdernos el equilibrio, ponernos bobos, zonzos, lentos y, ya a punto, enamorarnos. La primavera ordenaba que ya no era necesario cargar con aquellos pesados pulóveres de lana materna; de este modo, los incipientes calores nos revelaban que, por ejemplo, a la chica de enfrente le había crecido ostensiblemente la pechuga y su cadera lucía ensanchada y poderosa.

Es más, si se agudizaba la napia, compitiendo con el aroma de malvones, mentas y cedrones, se podía percibir el perfume de mujer de aquellas niñas que habían muerto en el transcurso del invierno.

El plan consistía en hacernos creer que se trataba del amor, cuando en realidad, como los brotes y los pichones, aquella maravilla que estallaba no era otra cosa que el manotazo más perfecto del deseo.

La estrategia se afirmaba azuzando el resto de los sentidos: un tímido beso en la mejilla, una canción de Angela Carrasco o Camilo Sesto y un vaso de limonada nos convertían, en cualquier tarde, en una especie de esperma con patas dispuesto a la peor de las contiendas.

El tiempo ha pasado y la invicta erosión primaveral, sumada a nuestra poca predisposición a la batalla, nos ha ido convirtiendo en incapacitados sensoriales.

Sin haber conocido ni por asomo eso que llaman amor, el deseo va tomando la inequívoca forma de un paraíso perdido en los pasillos de un hospital, un banco, un shopping, un regimiento o un sitio por el estilo.

A fin de cuentas, terminaremos pensando que, contra lo que se supone, la intención de la primavera –montada en su carnaval de banderines, matracas y globos de colores– es alejarnos del amor.

Si así son las cosas, hay una sentencia pronta al cuño: el amor, el verdadero amor, es un brasero con monóxido de carbono negando el centro mismo del invierno.

unaranjo@hotmail.com